ÁFRICA


África es el tercer continente más extenso del mundo tras Asia y América. Excepto la costa norte y los montes Atlas al noroeste, el territorio de África es una vasta y ondulada meseta, desfigurada por varias grandes cuencas en forma de plato.

Los viajes a África se parecen más a una expedición que a una estancia tranquila, aunque evidentemente, existen algunas excepciones. La aventura está a la espera donde quiera que se vaya, sea al Magreb o a Sudáfrica. En cuanto a la mitad norte del continente, el desierto del Sahara es responsable del perfume de aventura que impregna la región. Es el desierto más grande del mundo, extiende sus dunas desde el oeste hasta el este del continente, atravesando una docena de países entre los cuales se encuentran Argelia, Malí, Níger y Sudán. Pero poco importa el país, una excursión por el Sahara, en todoterreno o montado en un camello, dejará al turista atónito frente a esta superficie infinita de arena. Y será sin duda uno de los momentos claves de su viaje por el continente africano.

Finalmente, África parece un continente donde la naturaleza domina sobre el mundo urbano, aunque haya algunas ciudades importantes como Marrakech, Casablanca y Túnez, que atraen a numerosos curiosos a viajar hasta el Magreb. En cuanto a las demás metrópolis, se puede mencionar Lagos (Nigeria) como segunda ciudad más poblada de África. Aunque los turistas le confieren sin duda más importancia a las ciudades de Sudáfrica, como Johannesburgo, Ciudad del Cabo, Puerto Elizabeth o Durban y su Golden Mile, un verdadero paraíso para los surfistas.